PERSPICAZ, INTELIGENTE Y SEGURO

El FIAT® 500 ofrece más de 50 características de seguridad estándar y disponibles.

7

ESTACIONA COMO UN PROFESIONAL


Retrocede tranquilo sabiendo que el sistema de asistencia para estacionar en reversa ParkSense® disponible te alertará sobre objetos que se encuentren detrás del vehículo, para que puedas maniobrar en espacios reducidos a velocidades de estacionamiento. Los sensores determinan la distancia relativa a los objetos. Una pantalla de gráficos en el panel de instrumentos te alertará con una señal sonora.

SIETE BOLSAS DE AIRE TE RODEAN 
Conduce con confianza sabiendo que estás protegido por siete bolsas de aire. Descansa tranquilo con las innovadoras bolsas de aire de múltiples etapas para el conductor y el pasajero delantero, bolsa de aire para rodillas del conductor, cortinas de aire laterales de largo completo y bolsas de aire para pelvis y tórax instaladas en los asientos. Los apoyacabezas reactivos delanteros también se activan en caso de colisión trasera. 
7
POTENCIA DE FRENADO PROBADO EN LA PISTA 
Amas el control y necesitas seguridad. Nuestro sistema de frenos de disco antibloqueo en las cuatro ruedas estándar te los da. Controla la velocidad de cada rueda, lo que permite el frenado individual de cada rueda para un control superior, lo que ayuda a evitar el bloqueo de las ruedas, el deslizamiento en superficies resbaladizas y mayor control de dirección. 
TE AYUDA A MANTENER EL CONTROL 
El FIAT® 500 está equipado con control electrónico de estabilidad (ESC). Cuando se detecta una diferencia entre los movimientos del volante y del vehículo, ESC ajusta automáticamente la aceleración y activa los frenos en cada rueda. Usa los sistemas de control dinámico para ayudarte a mantener el control en condiciones demandantes y adversas. ESC tiene una calibración de tres modos en los modelos FIAT 500 Abarth que maximiza las capacidades de manejo dentro y fuera de la pista 
CÓMODO Y SEGURO 
El chasis de seguridad de acero refuerza el compartimiento del pasajero con materiales de alta resistencia, para absorber la energía y direccionar el impacto lejos de los pasajeros en caso de que haya una colisión, para reducir el riesgo de sufrir lesiones.