EL ESCORPIÓN

IMPULSADO POR EL DESEO DE GANAR


Karl Abarth era un hombre con una misión: ir más rápido que ayer, ganar más. Personificaba el espíritu de la marca Abarth, sobrepasando los límites de cada segundo, en cada extremo, en cada logro. Su espíritu vive en todo lo que hacemos.

ELIGE TU VENENO