EL ESCORPIÓN

IMPULSADO POR EL DESEO DE GANAR


Karl Abarth era un hombre con una misión: ir más rápido que ayer, ganar más. Personificaba el espíritu de la marca Abarth, sobrepasando los límites de cada segundo, en cada extremo, en cada logro. Su espíritu vive en todo lo que hacemos.

HISTORIA

KARL ABARTH: UN HOMBRE CON UNA VISIÓN  

Nacido en Austria, Karl Abarth se hizo conocido en la mecánica y comercialización con sus diseños de motocicleta. Después de realizar muchas hazañas de carreras, finalmente se mudó a Italia y continuó su reinado trabajando en automóviles con sus propios toques personales. Su influencia y éxito crecieron tanto que su nombre se convirtió en un sinónimo de "una mejora". Finalmente, sus máquinas tuvieron éxito cuando se asoció con FIAT® , incluso creando uno de sus vehículos característicos, el glorioso FIAT 500. 

El ICÓNICO FIAT® 500 ABARTH 

El auto de los jóvenes y amantes de la velocidad, el FIAT® 500, nació en 1959. Pequeño pero audaz, el Abarth es legendario en todo el mundo y en la pista. Su diseño discreto para la velocidad y manejo hacen que sea el vehículo perfecto para quienes buscan hacer un buen tiempo.  

ELIGE TU VENENO

TÚ ELIGES